¡Zapatos Nuevos! ¿placer o dolor?

El entusiasmo que tenemos a la hora de comprar zapatos nuevos es fantástico, pero muchas veces pasa, que ese placer se puede convertir en estres, la elección puede resultar frustrante, porque los sentimos un poco incomodos, no nos quedan perfectos desde el principio y hasta un poco duros o demasiado blandos.

Al ser nuevos, hay que amoldarlos a nuestros pies, a nuestro caminar, muchas veces nos ponemos super impacientes y enseguida queremos llevarlos al zapatero para que los estiren un poquito y al principio esta puede ser una buena idea, pero con el uso y la transpiración del pie, se estiran solitos y se van a terminar amoldando.

Tengamos un poco de paciencia, con el temita de estirarlos con una máquina, (o llevarlos a la horma), porque puede llegar a ser demasiado exagerado, y después al final se nos agrandan de más (tal vez te haya pasado). Yo mucho tiempo atrás los compraba grandes y enseguida los sentía incomodos. Paciencia.

Esto sucede no solo con los zapatos de tango sino con cualquier calzado, al principio lo sentimos un poquito ajustados pero luego se acomodan.

Te recomiendo, como siempre digo, «hacete amiga de tus Zapatos», esa es mi teoría.

Te sugiero usarlos antes de una larga noche, clase y/o práctica, sino también ir turnadolos de a poco con otros más viejitos.

No te rías je, pero muchas veces me encuentro con el pijama y los tacos puestos. Mi novio se despierta y ya me ve lista para milonguear ja, desde tempranito, haciendo el mate.

¡A amoldarlos se ha dicho! 👠

Te dejo mis 3 simples consejitos para el día de hoy :

👠 1- Yo prefiero que sean un poquito duritos y sólidos al principio, más que nada hablando de la base del calzado, como los de las grandes Milongueras que bailaban toda la noche, sus zapatos si que eran duritos y creo que por eso milongueaban tan bien, se veía una caminata segura y clara , no les tamblaban para nada los tobillos.

👠 2- Que sea un zapato más fuerte nos ayuda a tener un mejor balance.

👠 3- Si los compro muy blandos, con una suela super flexible, que te hacen un pie divino, después los siento muy estirados y no me contienen el pie, me cansan más, porque estoy más pendiente de no perder el calzado, en vez de pensar en bailar y disfrutar, (me refiero a la famosa suela de cromo).

Siempre lo que queremos cuando compramos zapatos es que ya nos queden perfectos en la prueba, esto puede significar que a la semana después de usarlos por la transpiración del pie, se estiren de más.

Pensalo, a mi me pasó, espero que te sirvan estos minicosejitos.

PD1: Ponételos en tu casa para caminar, ablandalos con tu propio caminar, amoldalos con la fuerza del pie (un buen ejercicio para fortalecerlos) y hacete amiga.

PD2 : Acordate, lo importante es que te sientas más cómoda y elegante, que puedas bailar toda la noche sin dolores y disfrutar por muchos años.

Atenta a este contenido, tal vez ya lo viste pero te lo dejo abajo por las dudas.

LA 10 CLAVES PARA COMPRAR TU ZAPATO IDEAL , hacé clic en el botón del zapatito

beso,

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Querés participar de mi nuevo seminario gratuito online?

Te enseño uno de los adornos más famosos de la historia del tango. Completá tus datos en el formulario y recibirás el link especial en tu email.

¿Querés participar de mi nuevo seminario gratuito online?

Te enseño uno de los adornos más famosos de la historia del tango. Completá tus datos en el formulario y recibirás el link especial en tu email.