¿Te sentís invisible en la Milonga?

El otro día tuve una conversación con una alumna donde me contaba que a veces se sentía como invisible en las milongas.

La verdad hacia mucho que no escuchaba esta palabra.

Que potente y significativa para la Mujer, entonces me quedé pensando, si me habría pasado a mí alguna vez.

Tal vez sí, pero nunca me detuve en esa sensación y la invisibilidad se tuvo que retirar porque no le presté atención, (pasó desapercibida mi otra yo invisible al no darle lugar), pero mucho depende de las diferentes personalidades y las situaciones.

.

Yo solo recuerdo esa palabra cuando era chica, cuando jugábamos al amigo invisible, muy entretenido y sociable,¿lo recordás?. Donde hacerte la invisible era misterioso y divertido.

Pero el tema del día de hoy es todo lo opuesto, sentir que no existís y que nadie te percibe o te tiene en cuenta preocupa.

¿Alguna vez te pasó? ¿has sufrido este síndrome de la invisibilidad?

¿Cómo es sentirse así?

Es percibir que apenas te hablan, que tu voz no vale, que no te escuchan, que el mundo sigue sin tenerte en cuenta, y en el baile que no te sacan a bailar, entre otras situaciones.

Aunque, hay un punto importante en que pensar, que es, más que nada, tu propia impresión y no la realidad.

Esto que significa, que no es algo contra vos, solo que las personas e intereses van cambiando.

Entonces así se van formando las relaciones, quizás vos cambiaste y tus gustos son otros que ya no coinciden como quisiéramos con esas personas, por eso tal vez parece que no te ven.

Y así vamos evolucionando y descubriendo diferentes amistades, donde nos sentimos más cómodas y escuchadas.

Cuando estamos en este mundo del tango, es tan diverso y efímero que nunca hay un momento igual, ni se va a repetir, es parte de esta experiencia de la magia de la milonga.

Cuando salimos a bailar a veces las expectativas no son las que esperamos. Tal vez porque estamos deseando algo y en caso de que no suceda nos resulta frustrante.

Este factor puede ser tan fuerte que llega a veces hasta alejarnos del ambiente y nos hace abandonar el camino milonguero.

¿Pero qué puedo hacer para no sentirme invisible?.

Hoy te comparto 5 sugerencias a tener en cuenta.

⭐ 1- Tenés que encontrar esa milonga, práctica o clase donde te sientas cómoda, no por ir a un lugar de moda vas a ser más tanguera, será tu decisión y dale tiempo a ese nuevo espacio o también hay que cambiar un poco el pensamiento.

⭐ 2- No hay que ir a la Milonga por obligación, está muy bien tener la experiencia porque crecemos día a día, pero cuando no hay ganas de salir a bailar, es preferible hacer otro plan.

( Yo no voy a todas las milongas, no me siento identificada en todos los lugares, voy donde me gusta)

⭐ 3- Si tenés pocas opciones porque la ciudad es chica, ya la vas a sentir como familia y nunca serás invisible, de a poco te encontrarás cómoda si vas paso a paso.

⭐ 4- Es genial cuando la milonga te sorprende, déjate llevar, no pienses en solo bailar toda la noche, no esperes que todos te saluden, ve relajada y descubre las sorpresas del momento. ( cuando voy a milonguear, me dejo sorprender por la noche y/o el día; amigos que hace mucho que no veo, me entero de un nuevo show, hasta que se casaron algunos tangueros.)

También me llega información de qué zapatos son mejores o de una nueva línea de ropa que salió de moda, propuestas laborales, me enfrento a nuevos desafío que es bailar con alguien que nunca había milongueado y descubro que vive en una ciudad que me encantaría visitar.

Por algo se dice que es una danza social, no es solo para ir milonguear.

Cuando más pendientes estamos de que algo suceda, menos llega lo que deseamos.

Deja que transcurra de manera sorpresiva y el sentirse invisible es parte de la experiencia, a todos en algún momento nos pasó, es este camino de la vida, de superar obstáculos y nuevos desafío, puede durar poco o algún tiempito más, pero será pasajero si dejas de pensar que nadie te ve.

⭐ 5 – Te dejo un ejercicio especial, lo escuché en un podcast y será genial ponerlo en práctica para levantar el autoestima y valorarnos más:

Mírate al espejo y dí cosas bellas de ti y si estás desnuda mejor, no busques los defectos solo comienza de a poco con este ejercicio simple y no necesitas mucho tiempo .

PD1: Confía en vos que seguro sucederá algo inesperado .

PD2 : Contame abajo si alguna vez te sentiste así, tal vez ayude a más mujeres que están o han pasando por lo mismo.

Saludos,

2 comentarios
  1. Gloria García
    Gloria García Dice:

    Comparto plenamente tu opinión y consejos,creo que lo mejor es asistir sin exagerar las expectativas, solo pensar en disfrutar de la música, el ambiente y socializar, y no sentirnos mal si no bailamos todas las tandas.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Querés participar de mi nuevo seminario gratuito online?

Te enseño uno de los adornos más famosos de la historia del tango. Completá tus datos en el formulario y recibirás el link especial en tu email.

¿Querés participar de mi nuevo seminario gratuito online?

Te enseño uno de los adornos más famosos de la historia del tango. Completá tus datos en el formulario y recibirás el link especial en tu email.